Innovación tecnológica de virtualización

Sin software de virtualización extra

La característica más provechosa en que se apoya el modelo de virtualización KVM existe gracias a la compilación en el interior del sistema operativo del host, eliminando la necesidad de cualquier nivel de virtualización adicional. Esto significa que ya no se tiene que buscar un programa informático adicional que se sitúe entre el servidor host y las máquinas virtuales creadas. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. Todo ello da como resultado la disponibilidad de KVM VPS más rápidos y más estables comparados con otros Servidores Privados Virtuales.
Innovación tecnológica de virtualización

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Cuotas del servidor a su completa disposición

Sin la sobrecarga de relacionada con la existencia de un nivel de virtualización adicional a través de la cual se dirige el conjunto de comunicaciones con instancia de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM pueden gozar de un aprovechamiento de los recursos del hardware mucho más sofisticado. Las instrucciones de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del sistema operativo del host, o sea que todos y cada uno de los Servidores Privados Virtuales dialogan con el hardware del servidor sin intermediarios. La mínima redundancia en este tipo de comunicación se traduce en un mejor desempeño en situaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Pleno control sobre el SO

Una completa libertad para instalar el sistema operacional que le guste

Lo que se puede considerar una limitación de los Servidores VPS, vs. los servidores reservados, resulta ser el propio sistema operativo – en la mayoría de los casos usted está limitado a las alternativas de sistemas operacionales que existen en el sistema del proveedor. Con un VPS KVM, no obstante, tiene la opción – instalar prácticamente cada uno de los SOs que se conforme con las especificaciones de su servidor o el hardware del servidor principal. Esto es posible que se ha conseguido gracias al método único de virtualización KVM. KVM se integra directamente en el SO del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que suele ser parte de muchas otras soluciones de virtualización.
Pleno control sobre el SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL